Anuncios

¿Qué son los hidrolatos y cómo se usan?

Hidrolatos

De las plantas se producen por destilación aceites esenciales e hidrolatos. Descubre todos los beneficios de las aguas aromáticas!

Los hidrolatos también se conocen como aguas florales o aromáticas. Durante mucho tiempo a nivel industrial  se han considerado los productos de desecho de la destilación de los aceites esenciales, aunque hay que decir que ya desde la antigüedad se han utilizado con fines medicinales y como productos de belleza.

Hidrolatos aguas florales

Los hidrolatos son aguas perfumadas que se generan a partir de la destilación al vapor de los aceites esenciales de plantas medicinales frescas, lo cual permite permite que mantengan todas las propiedades curativas originales en una concentración más baja y sean más fáciles de usar que los aceites. El hecho que sean más delicados las hacen idóneas para aplicar sobre la piel.

Se pueden utilizar puros o combinarlos entre sí para conseguir el efecto deseado dependiendo de las propiedades de la planta de origen. Se aplican directamente sobre la piel para poder beneficiarse de todas sus propiedades, o bien pulverizarlos sobre el cabello y realizar masajes en el cuero cabelludo en caso que se necesite aplicar en el pelo. También se pueden añadir pequeñas cantidades de hidrolatos en cremas y mantecas para el cuerpo y la cara, en champús y en geles de ducha.

Los más comunes son los de agua de rosas, romero, lavanda, salvia y azahar.

El agua de rosas es de los más usados y conocidos por sus múltiples cualidades. Entre ellas destacaría:

  • Su acción relajante y equilibrante.

  • Alto poder hidratante  y revitalizante de la piel. Ayuda a reducir las estrías, manchas de la piel y arrugas.
  • Sirve para disminuir el estrés y/o la tensión. Por eso se utiliza mucho en aromaterapia para casos
    de desmotivación y estrés.
  • Es ideal para la piel (podéis ver en la infografía algunos de los beneficios que le aporta a nuestra piel).
  • En casos de acné o incluso para úlceras cutáneas sirve como antibacteriano y cicatrizante.
  • Puede usarse vaporizado para el hogar y como aromaterapia. De hecho es perfecto para aportarle aroma a nuestra ropa.
  • Excelente para pieles maduras y secas
  • Tiene acción antiinflamatoria y descongestiva.
  • Si empapamos un pañuelo podemos aplicarlo sobre la sien para aliviar dolores de cabeza.
  • Como tónico limpia la piel en profundidad y la reafirma gracias a su contenido en vitamina E y B.
  • Aplicado en el pelo también combate la caída del cabello.

Hidrolatos aguas florales

El hidrolato de romero en concreto es útil para fortalecer el cabello, estimular el crecimiento y retrasar la caída. Sería un ejemplo para la aplicación sobre el cuero cabelludo. Aunque no sólo sirve para que el cabello crezca más rápido y más fuerte sino que también puede aplicarse a la piel. Sus propiedades se deben en gran parte a su contenido en vitaminas antioxidantes, zinc, magnesio, hierro y otros minerales.

Es el mejor aliado para el pelo porque hace que crezca más rápido, con brillo y mucho más fuerte. Es más, evita la caída del cabello.

Para eso debemos aplicarlo tanto en el cuero cabelludo como en las puntas y dejarlo al menos 15 minutos. Luego hay que lavar la cabeza con el champú habitual (mejor si es natural) y ya notaremos sus beneficios.

Además, en caso de tener las puntas abiertas este agua de romero ayuda a repararlas y evita el encrespamiento.

En cuanto a la piel, este agua ayuda a hidratar la piel en profundidad porque llega a las capas más profundas. Por eso es recomendable añadir unas cuantas gotas a la crema hidratante que usemos a diario.

Al igual que el agua de rosas, también sirve para difuminar las estrías e incluso cicatrices que tengamos porque ayuda a regenerar la piel.

En caso de tener acné el agua de romero puede usarse también para limpiar la piel y ayudar a combatir estos problemas de sebo.

El hidrolato de lavanda sirve tanto para la piel como para aromaterapia. Veamos sus pro

piedades:

  • Antiséptico: es el hidrolato de elección para combatir bacterias o virus en caso de infecciones de la piel.
  • Sedante: si se usa para hacer inhalaciones y baños sirve como aromaterapia para tratar trastornos como depresión, insomnio, estrés o nervios…
  • Analgésico y antiinflamatorio: actúa como antiinflamatorio y analgésico, es decir, reduce la inflamación y el dolor. Por eso se emplea para tratar dolores musculares, contusiones y afecciones dermatológicas.
  • Antiespasmódico: puede usarse para tratar infecciones leves bronquiales y de la garganta.
  • Regenerador: ayuda a reparar la piel por ejemplo en caso de quemaduras, acné, dermatitis, arrugas, estrías…
  • Potenciador: ayuda a potenciar el efecto de los otros hidrolatos.

El hidrolato de  salvia también puede aplicarse sobre el pelo, de hecho se utiliza contra la caspa y la seborrea y también para limpiar la piel grasa o combatir el acné. Eso se debe a sus propiedades antisépticas y astringentes.

Otra forma de utilizarlos es como un tónico o como perfumes para el cuerpo y el medio
ambiente, incluso pueden ser vaporizados por el coche, sobre textiles en prendas de vestir y ropa de cama, para aromatizarlos.

Para los amantes de los animales les puede servir para vaporizarlo sobre el pelaje para que sea brillante y eliminar cualquier olor.

Por su acción antitranspirante se emplea muchas veces como base de desodorante cuando se quiere hacer un desodorante natural.

Podemos usarlo también para desmaquillarnos o como tónico, sobretodo en caso de tener la piel grasa.

El hidrolato de azahar también tiene múltiples cualidades para cuidar nuestra piel.

Aunque puede usarse en todo tipo de pieles es muy recomendable su uso en pieles con tendencia grasa.

Entre sus cualidades cabe destacar:

  • Estimula la regeneración celular y la producción de colágeno.
  • Tónico astringente suave. Ayuda a calmar el enrojecimiento derivado del
    acné, irritaciones y purifica el cutis
  • hidratante. Controla la retención de agua en la piel.
  • Aumenta el flujo de sangre en la piel y del sistema linfático para reducir la hinchazón.
  • Regula la secreción sebácea, por lo que equilibra las pieles grasas, mixtas y con tendencia acnéica.
  • Oxigena la piel, mejorando el equilibrio cutáneo y recuperando el brillo natural.
  • Efecto calmante, especialmente en pieles que presentan irritaciones y reacciones de sensibilidad.
  • Para las pieles secas se debe combinar con otro hidrolato (agua de rosas, lavanda…)

Podéis ver estos y más hidrolatos en este link: HIDROLATOS

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: